El título de la muestra que se inaugurará el próximo 11 de enero hace referencia al futuro del artista, aquel que cree morir lentamente en un mundo que parece estar diseñado sólo para unos pocos. En ella se incluirán los últimos trabajos del artista Xavi Carbonell y se realizará una pequeña performance que dará paso a la presentación del vídeo ESSER. Guilt can be an artist, que recoge la performance del artista realizada el 2 de diciembre en Alcoy donde inmóvil, atado, ofrece su cuerpo desnudo, como si de un lienzo en blanco se tratara, para que el público use como arma sus herramientas de trabajo: pintura y pinceles.
Imagen: Xavi Carbonell. Guilt can be an artist, 2012.