Concha Jerez considera que sus obras pueden servir como arma social con la que cambiar el mundo. Su trayectoria es la de una artista comprometida con la sociedad que, a través de su trabajo, invita a la reflexión y al cambio. En la muestra Que nos roban la memoria alude a la capacidad para recordar, al pasado, a los aciertos y los errores cometidos en otros tiempos y al modo en que la memoria retiene ciertos detalles para alertarnos en el presente de nuevos retos y experiencias. Sin embargo, con el título de la muestra y el conjunto de obras que presenta, Concha Jerez recalca el problema de la información, de la manipulación de la verdad y de la construcción de la historia y cómo estos y otros mecanismos pueden echar abajo todo lo conseguido por la experiencia anterior. En la exposición se podrán ver 21 imágenes que recogen personajes y acontecimientos históricos del siglo XX como la Revolución Rusa, Lenin, Pancho Villa y Zapata, los movimientos sufragistas, los sindicalistas, el origen de las Naciones Unidas, la creación de la Segunda República en España o la Revolución de los Claveles en Portugal entre otros hechos significativos. Para generar su discurso la artista ha empleado fotografías, dibujos y una falsa puerta en la que puede leerse el título de la exposición, hilando y entrelazando todas las imágenes sobre el muro, “abriendo” al espectador nuevas posibilidades de asimilación e interpretación del pasado histórico. Para completar la exposición, la artista llevará a cabo, junto con José Iges, la performance Translaciones de 4´33. Hasta el 28 de agosto en el Observatorio del Arte de Arnuero.

Imagen: Vista de la exposición de Concha Jerez Que nos roban la memoria.