En plena época de precariedad el artista Christo ha declarado su intención de llevar a cabo la mayor escultura del mundo. Un proyecto monumental titulado The Mastaba y que, como su nombre indica, alude directamente a las construcciones de la antigüedad, no sólo por su título, sino porque la idea del artista es igualar en altura a la gran pirámide de Giza. En lugar de piedra dorada y recubrimientos metálicos como las originales, esta pirámide contemporánea se realizará con barriles de plástico de colores y estará decorada con motivos relacionados con el desierto y las ornamentaciones antiguas.

Como no podía ser de otra forma esta macroescultura se llevará a cabo en la Al Gharbia, una región al Sur de Abu Dhabi. El precio aproximado del proyecto se calcula que alcanzará los 340 millones de dólares de los cuales diez los ha recaudado el propio artista vendiendo su obra y, el resto, los aportará un patrocinador anónimo.