El museo Colecciones ICO acaba de inaugurar una muestra sobre el panorama pictórico español de la década de los 80. Una exposición que pone el acento sobre la influencia en las artes plásticas de la idea de libertad, una nueva sensación adquirida gracias al fin del régimen franquista y a la transición. Una propuesta que reúne 79 obras de 36 artistas españoles pertenecientes a la colección de la fundación entre los que se encuentran autores como Antoni Tàpies, Navarro Baldeweg, Luis Gordillo, Patricia Gadea, José María Sicilia, Antón Lamazares, Jaume Plensa, Frederic Amat, Costus, Eduardo Arroyo, Carlos Franco, Carlos Alcolea, Manolo Quejido, Guillermo Pérez Villalta, Miguel Ángel Campano, Ferrán García Sevilla, Alfonso Fraile, Esteban Vicente y José Guerrero entre otros. Artistas que no sólo trabajaron en los 80 ya que la exposición, a pesar de que incide en el nuevo espíritu creativo de esa época de cambio y optimismo, reúne a autores que empiezan a cambiar la concepción artística en España antes y después del marco cronológico trazado en la muestra. Un resurgir pictórico alegre y desenfadado que, tras una época de tenebrismo y contención, ayudó a recuperar la fuerza y a iniciar una etapa de reestructuración y cambios.