En la producción de todo artista hay huellas de sus pasiones y miedos. El caso de Joan Miró no es diferente. El Museo Würth La Rioja expone una serie de obras menos conocidas e íntimas del artista catalán. La muestra incluye litografías, aguatintas, aguafuertes, óleos, carteles y una escultura en bronce. Todas estas obras muestran un Joan Miró más cotidiano y preocupado por la violencia latente de los años cuarenta, de ahí que algunos de sus dibujos muestren rasgos oscuros, grotescos, garabatos. Una manifestación de rebeldía e inconformidad que recupera este Museo junto a series completas como L´enface d´Ubu inspirado en un personaje de Alfred Jerry y la serie Lapidari, con influencia de la poesía y la literatura.

(Joan Miró. Huellas de tinta. Museo Würth La Rioja. Desde el 17 de marzo hasta el 19 de febrero de 2017)