El Grand Palais de París vuelve a ser el escenario de Monumenta, una iniciativa que desde 2007 atrae no sólo al artista invitado sino a una considerable afluencia de público. Esta séptima edición es el turno del artista chino nacionalizado francés, Huang Yong Ping (1954) que expone una gigantesca serpiente de 260 metros, cuyo esqueleto de aluminio se enrosca por el interior del palais devorando lo que se pone a su alcance.

72_dpi_vue_1

La obra, titulada Empires, pesa más de 133 toneladas e hicieron falta 12 días para montarla. Junto a la gran serpiente, al menos una treintena de enormes contenedores de mercancías. Se trata de una metáfora del sistema económico y social en el que vivimos, liderado por el valor del dinero, y claro está, el poder del dragón “dormido” de China y el nuevo panorama de actores internacionales. A lo largo de su trayectoria, Ping ha creado esculturas e instalaciones de gran formato como El hombre blanco, Tower Snake, Circus o Colosseum.

El Monumenta ha contado en ediciones anteriores con Anselm Kiefer, Richard Serra, Christian Boltanski o Anish Kapoor entre otros, quienes también emplearon los casi 14.000 metros cuadrados del Palais para exponer con toda libertad creativa. El programa de este año, incluye una charla de inauguración del artista chino y el comisario de la exposición Jean de Loisy (director Palais de Tokyo) y el galerista Kamel Mennour.

(Monumenta. Grand Palais de París. Desde el 8 de mayo hasta el 18 de julio de 2016)