Bajo el lema Make New History se ha presentado la segunda edición de la Bienal de Arquitectura de Chicago con el objetivo de mostrar el impacto global transformador de la creatividad y la innovación en estos campos. La Bienal cuenta este año con más de 140 profesionales procedentes de 20 países. Entre los proyectos que podrán verse hasta el 7 de enero en Chicago se encuentra la propuesta arquitectónica PLANTA, impulsado por la Fundación Sorigué y que ha sido desarrollada por el estudio Ábalos + Sentkiewicz Arquitectos (AS+). PLANTA ha sido diseñado como el proyecto de referencia para la creación artística contemporánea y la innovación empresarial y cuyo edificio es una máquina térmica que pone en relación el clima local y la materia con la que se construye para lograr una autonomía total. Además, el edificio central –de 7.500 metros cuadrados– albergará la colección de arte de la Fundación compuesta por más de 400 piezas, distintos espacios dedicados a la investigación, el conocimiento y la innovación; y del mis modos, se incluirán site-specifics de artistas como William Kentridge, Bill Viola, Chiharu Shiota o Juan Muñoz.

En este edificio convergen tres visiones del proyecto PLANTA: el entorno natural, evocando el origen; la industria, como reflejo de los procesos de generación de valor; y las plantaciones agrícolas, como símbolo de retorno. Los propios arquitectos han definido al conjunto como “un observatorio privilegiado de los procesos de transformación material y humana del territorio; un mirador de los distintos paisajes generados que surge como centro de interpretación de dichos procesos, y por supuesto, un espacio con una colección de arte contemporáneo excepcional”. Este proyecto se ubica en La Plana del Corb y abrirá sus puertas con la presentación de la obra Double Blind de Juan Muñoz, que será instalada en España por primera vez su presentación en la Tate Modern de Londres en 2001.