La vigésima edición de las Becas de Artes Plásticas que convoca anualmente la Fundación Botín se ha cerrado con la selección de ocho artistas; dos extranjeros y seis españoles. Los artistas seleccionados para disfrutar de las ayudas de 24.000 a 28.000 euros, para estancias en el extranjero; y 16.000 euros para los que no realicen desplazamientos son: Rubén Grilo (Lugo, 1981) con el proyecto El cuadro y el buzón, sobre los orígenes del arte conceptual a través de la figura del creador Samuel Slater; Clara Montoya (Madrid, 1974) con Superficie, una obra que ha iniciado en el BBK de Berlín y en la que podrá continuar ahora trabajando; Juan Luis Moraza (Vitoria-Gasteiz, 1960) con República; Guillermo Paneque (Sevilla, 1963) y su propuesta audiovisual sobre la comunidad filipina de Sotogrande (Cádiz); Carlos Rodríguez Méndez (As Neves, Pontevedra, 1968) con Término, publicación con la que desea plasmar sus conclusiones sobre un proyecto escultórico que inició hace tiempo; Carlos Valverde (Cáceres, 1987) que investigará la incorporación de las actividades públicas en espacios privados; Ella Littwitz (Haifa, Israel, 1982) con Habit/at and Lily, un trabajo en torno a la identidad nacional y el modernismo como estrategia político-social y, finalmente, Nuno Cera que llevará a cabo Sinfonía del desconocido, un recorrido en el que visitará diferentes contextos y filmará las huellas del modernismo arquitectónico europeo. En total más de 220.000 euros repartidos para que los seleccionados puedan concluir o iniciar sus proyectos que, como en otras ocasiones, podrán verse expuestos el año que viene en la sede santanderina de la Fundación Botín.

Imagen: Rubén Grilo. Pieza-láser (prototipo II), 2011. Artista seleccionado en las XX Becas de Artes Plásticas de la Fundación Botín.