La exposición que ya se pudo ver en Madrid en el marco de PHotoEspaña 2016 sobre la fotógrafa Lucía Moholy (1894-1989) viaja ahora a San Sebastián y, en concreto, al Museo San Telmo, que inauguró la muestra Lucía Moholy, cien años después el pasado 21 de octubre y se podrá ver hasta el 22 de enero de 2017. Una selección de 48 imágenes de la checa que además también fue historiadora, crítica de arte y una personalidad fundamental para promover la estética y la filosofía de la Bauhaus, donde empezó a colaborar en 1923 hasta convertirse en la fotógrafa más importante de la escuela. Marchó a Alemania para comenzar en el mundo profesional como editora y escritora para distintas editoriales y en 1915 comenzó su interés por las cámaras y los objetivos. Su incorporación en la década de los años 20 a la Bauhaus fue propiciada, en parte, por su casamiento en 1921 con László Moholy-Nagy, uno de los profesores y teóricos del arte y fotografías más importantes de la escuela alemana.

Hasta entonces, la Bauhaus no había reparado demasiado en esta práctica artística. Lucía Moholy fotografió la arquitectura, los espacios interiores y el mobiliario de la escuela, así rompió con las pautas fotográficas establecidas hasta el momento y conectando con el movimiento artístico de László Moholy-Nagy al que llamó New Vision. Capturaba, ayudada de la luz natural, la singularidad de los objetos. También realizó retratos, como a los artistas Paul Klee, Kandinsky o Anni Albers, con los que convivió durante cinco años. Cuando abandonó la Bauhaus se instaló en Zúrich, donde falleció con 95 años, para escribir sobre fotografía y recuperar antiguos carretes. La exposición del Museo San Telmo, organizada junto a la Fundación Loewe y La Fábrica y comisariada por María Millán, supone un reconocimiento y un repaso por la obra de la checa.

(Lucía Moholy, cien años después en Museo San Telmo, San Sebastián. Del 21 de octubre al 22 de enero de 2017)