La primera gran retrospectiva de la artista india Nasreen Mohamedi (1937-1990) se celebra en el Museo Reina Sofía (Madrid), para itinerar posteriormente al Metropolitan Museum of Art (Nueva York). Nasreen pasa por ser una de las artistas más reconocidas de la India, pero apenas conocida en el exterior, y esta muestra en España pretende, precisamente destacada su contribución a las artes. Un total de 216 obras, entre dibujos, fotos, óleos, acuarelas y collages, conforman esta exposición cronológica que sitúa su trabajo desde finales de los 50 hasta principios de los 80, siendo los 70 su etapa más fructífera.

La exposición, La espera forma parte de una vida intensa, incluye también, y por primera vez, un conjunto de obra fotográfica y de diarios de la artista, que ayudan a comprender mejor su corpus creativo. Roobins Karode, comisaria de la muestra, destaca lo particular de la figura de Mohamedi, enigmática y elusiva, con una obra que recoge una imaginería explícita y que ha tenido una atención considerable en la India.

La obra de Mohamedi, aunque se ha intentado vincular al minimalismo americano, se encuentra, en realidad, influida por el rigor de la autodisciplina y el autocontrol, siendo su propia vida un modelo sobrio y parco de habitar el mundo, y generando una estética de lo inmaterial alejada de los excesos.

 

(La espera forma parte de una vida intensa, Museo Reina Sofía, Madrid. Del 23 de septiembre de 2015 al 11 de enero de 2016).