Fue el primer español que expuso su trabajo en la Sala de Turbinas de la Tate Modern de Londres. El artista Juan Muñoz (Madrid, 1953) exhibía su obra Double Bind en la capital cuando un infarto acababa con su vida inesperadamente a los 48 años. A pesar de una muerte prematura, Juan Muñoz fue un artista prolífico que la Galeria Elvira González recupera en la exposición que lleva por el titulo el nombre del artista.

Inició sus primeras obras en los años setenta combinando la producción artística, sobre todo la escultura y litografía, con la edición de cortos de cine. Sus esculturas, monocromáticas y en bronce, representan figuras humanas, individuales como en Towards the Shadow o grupales con interacción entre ellas como en The Killing of a chinese bookie, una constante en su trayectoria y presentes también en la exposición.

Sus grandes preocupaciones, la soledad, la reflexión, la identidad y la incomunicación, interpelan directamente al observador, que no puede quedar indiferente a las esculturas de Muñoz. Pero no sólo fue escultor. La exposición también incluye pinturas y grabados (manera negra y agua tinta)

Tras varias concesiones de becas en el extranjero y haber viajado por Europa y Estados Unidos -donde conoce a Richard Serra y Mario Merz– Londres se convertirá en una ciudad importante para Muñoz ya que es allí donde conoce a su mujer Cristina Iglesias y donde además de seguir produciendo, verá su obra en la Tate Modern. Es en aquel país donde desarrolla al mismo tiempo su faceta radiofónica junto a los músicos Bill Hawkes y Gavin Bryans con el que crea A man in the room en 1980 y emitido por la BBC. En el año 2000, Muñoz recibió el Premio Nacional de Artes Plásticas.

 

(Juan Muñoz, Galería Elvira González, Madrid. Desde el 20 de enero al 12 de marzo de 2016)