La fotógrafa Nan Goldin presenta en Matthew Marks Gallery la primera muestra que realiza en Nueva York desde 2007. Lo hace con Scopophilia una instalación de 25 minutos en la que se proyectan imágenes de sus fotografías más consagradas emparejadas con sus nuevos trabajos, las fotografías de las pinturas y las esculturas de la colección del Louvre que la autora lleva retratando desde hace años. Invitada por el propio museo a llevar a cabo este trabajo, Goldin -que al principio se afirmaba totalmente fuera de lugar en las solemnes salas del museo francés- ha descubierto que las obsesiones que refleja en sus trabajos son las mismas que durante siglos han atraido al arte occidental. De hecho el nombre de la serie escopofilia (la pasión por mirar) viene a raíz de la pasión, el deseo, la violencia, el arrebato y los otros grandes sentimientos que se desprenden de los trabajos fotografiados y de la misma relación que ella mantiene con sus obras y, ahora, con las del museo. Conceptos y pasiones a través de los cuales se organiza esta instalación que, ante todo, trata del amor.