La dimensión crítica del juego y su valor educativo, nunca desligado de lo lúdico, son dos de las cuestiones que la artista Mabi Revuelta lleva investigando en sus últimos siete años de producción. Juguetes irrompibles comenzaba con el libro Abeceda (abecedario en checo), publicado en 1926 y que combinaba escritura, diseño y danza. Revuelta aborda el desarrollo de un abecedario propio basado en las poesías de Nezval, los diseños de Teige y las poses estáticas de Mayerová, donde la estructura de los signos gráficos o la búsqueda expresiva desde la semántica, la anti-semántica y el aura de las palabras son protagonistas. Desde la expansión del libro y las enseñanzas escolares, el juego es un territorio primordial para el desarrollo cultural; no en vano, ya desde la Bauhaus hasta los artistas más recientes han defendido que los juguetes son el preludio de las ideas serias. Mabi Revuelta presenta imágenes, diseños y collages digitales donde los objetos cotidianos se convierten en únicos, extraordinarios. Nos encontramos con piezas de Lego, fragmentos de techo de la Alhambra o micronarraciones a través de castillos de naipes. No faltan ni la danza, las partituras musicales barrocas o las estrategias lúdicas propias de la creación artística. (Juguetes irrompibles, Artium, Vitoria. Del 15 de mayo al 23 de agosto de 2015).


Imagen: Mabi Revuelta. Cartel de BAD, Ballet Triádico, 2009.