Alberto Sánchez Balmisa

Se ha hecho esperar, pero finalmente ha llegado. La Conservera inaugura este fin de semana su noveno ciclo de exposiciones, centrado en explorar las relaciones entre el arte y la arquitectura mediante cinco propuestas de Andrea Blum, DOT Agency for Architectural Affairs, Martín Lejarraga, Moho Arquitectos y Xavier Veilhan que se mueven en esa cada vez más difusa frontera que se dibuja entre ambas disciplinas. Tanto es así que de hecho, parecería que unos y otros, arquitectos y artistas, hubieran intercambiado sus papeles, sus profesiones, con la intención de confundir al espectador de las muestras.
Un perfecto ejemplo de ello podría constituirlo la obra de Andrea Blum, una habitual del espacio público que ha situado en el interior del Espacio 4 una especie dispositivo-jaula-paisaje que introduce al espectador en el centro de una suerte de invernadero, rodeándolo de vegetación mediterránea y de pájaros. Un lugar de contemplación que se sitúa en las antípodas de la propuesta desarrollada por DOT en el Espacio 2 (una doble videoinstalación-discoteca en la que podremos ver los proyectos realizados y descartados por el frenético desarrollo urbanístico de Murcia durante los últimos años) y del caótico laberinto de neumáticos creado por Moho Arquitectos en el patio del centro de Ceutí. Afortunadamente para el espectador, el espacio se vuelve más ordenado (que no menos turbador) en el Espacio 3, donde Xavier Veilhan ha creado una macro-instalación con cuerdas que el público tendrá que sortear casi a tientas hasta llegar a esa especie de móvil situado al fondo de la sala.

Ya en Murcia capital, la Sala Verónicas acoge el proyecto La conquista de un lugar de Martín Lejarraga, en el cual el arquitecto vasco radicado en Cartagena ha tuneado el interior de la antigua iglesia hasta convertirlo en una playa en la que cada viernes se desarrollarán diferentes actividades de ocio. Un proyecto que pervierte las fronteras entre lo público y lo privado, al tiempo que invita a la participación y la experimentación del espectador. Hasta marzo de 2013.

Imagen: Xavier Veilhan. Rays, 2008-2012. Cortesía de la artista; Galerie Perrotin, París; y La Conservera, Ceutí, Murcia.