En 1987 el entonces CARS se convertía en la primera insitución europea que albergaba una exposición sobre los fondos de la mágnífica colección de Ileana Sonnabend. Comisariada por Jean-Louis Froment la muestra repasaba el último cuarto del siglo XX a través de doscientas obras de grandes creadores como Warhol y se daban a conocer así estilos como el pop art o el minimal norteamericano. Otros 25 años después el Reina Sofía obtendrá en depósito un total de doce obras (de artistas como Donald Judd, Giovanni Anselmo, Bernd y Hilla Becher, Barry LeVa, Mel Bochner o John Baldessari entre otros) que se podrán ver integradas en la colección del museo, completando así lagunas insalvables de otro modo para el MNCARS. Además esta semana el museo presenta la tercera revisión de su colección con De la revuelta a la posmodernidad (1962-1982), un itinerario que se dividirá en las dos plantas del edifico Nouvel y que paseará por las revoluciones políticas (el mayo francés, la revolución cubana, la batalla de Argel, la transición española) y por los cambios filosóficos y teóricos acontecidos en esas dos décadas (la consoludación del feminismo, la muerte del autor…) haciendo especial hincapié en el arte español e incluyendo a autores clave para el desarrollo de nuestra contemporaneidad artística como Luis Gordillo, el Grup de Treball, Concha Jerez, Nacho Criado o Esther Ferrer entre otros. También se ha anunciado un especial interés por el arte y el variado contexto latinoamericano con obras de Hélio Oiticica, Juan Carlos Romero o el colectivo CADA entre otros.