Un dibujo de Kara Walker The moral arc of history ideally bends towards justice but just as soon as not curves back around toward barbarism, sadism, and unrestrained chaos ha revolucionado a algunos de los empleados de la biblioteca de Newark donde se exhibía como parte de una muestra con piezas prestadas de una colección privada. Las quejas y el revuelo causado por esta obra hicieron que la pieza se descolgara a los pocos de días de inaugurarse la exposición. El dibujo es una representación de los horrores cometidos contra la población negra en el Sur y aunque incluye imágenes de linchamientos y cruces ardiendo, al personal de la biblioteca le escandalizó la imagen de un hombre blanco forzando a una mujer negra a realizarle una felación. Kara walker ha insistido en que la pieza no sólo habla de las barbaries de la época de la esclavitud, sino de las atrocidades que todavía comete el KKK y cómo el componente de la raza sigue causando dolor y sigue siendo un tema de primer orden en todos los discursos políticos, incluida la importancia que le dio Obama en su campaña hacia la presidencia. La artista no entiende que su pieza se eliminara sin más de la muestra ya que una biblioteca se supone debería ser un templo para la cultura y la educación y no para la censura y la prohibición.

Imagen: Kara Walker. The moral arc of history ideally bends towards justice but just as soon as not curves back around toward barbarism, sadism, and unrestrained chaos, 2010.