La Consejería de Cultura y al Ayuntamiento de Sevilla han decidido, según informan diversos medios, que la cuarta edición de la Bienal de Arte Contemporáneo de Sevilla no se celebre. A pesar de que hace unos meses la galerista Juana de Aizpuru anunciaba que, tras meses de retraso, la BIACS tendría lugar en otoño de 2012 e incluso cuando se especuló que Moritz Küng sería su director artístico, con comunicado incluído del propio Küng desmintiendo esta información, parece que la deuda de más de 500.000 euros que todavía se mantiene con proveedores y empresas de servicios hace que sea inviable pensar si quiera en celebrar otra nueva bienal ya que, las instituciones sevillanas, no están dispuestas a acrecentar una deuda que, de hecho, ya no pueden pagar. Según fuentes como el mundo Juana de Aizpuru habría dejado el proyecto al no sentirse apoyada y todo parece apuntar a que definitivamente, al menos en 2012, la BIACS no será. Queda por ver si, una vez saneadas las deudas, esta Bienal resurge de sus cenizas o no.