Con la exposición Joaquín Torres-García: La moderna Arcadia el MoMA de Nueva York presenta la primera y mayor exposición en Estados Unidos que recorre, de manera retrospectiva, 45 años de producción del artista Joaquín Torres-García (Uruguay, 1874–1949). La exposición está compuesta de pintura, escultura, dibujos y collages a través de 190 piezas. Esta muestra ahonda en una de las figuras del arte contemporáneo que tiene más difícil clasificación, y que siempre huyó de las etiquetas. Torres-García es una figura clave en la historia modernista de Latinoamérica y es la llave en los intercambios culturales transatlánticos; su influencia llega hasta artistas como Barnett Newman o Louise Bourgeois, fascinados por su trabajo.
Entre las distintas etapas recogidas en esta muestra, dos períodos clave en su trabajo: de 1923 a 1933, cuando Torres-García participa en los movimientos de vanguardia europeos y establece su firma pictórica-constructivista; y de 1935 a 1943, cuando retorno a Uruguay y produce un cambio total en la abstracción sintética.
El catálogo de esta muestra cuenta con ensayos de expertos en el trabajo de Torres-García como Luis Pérez Oramas, Alexander Alberro, Sergio Chejfec, Estrella de Diego, y Geaninne Gutiérrez Guimarães.

(Joaquín Torres-García: La moderna Arcadia, MoMA, Nueva York. Del 25 de octubre de 2015 al 15 de febrero de 2016).

 

Joaquín Torres-GarcíaStreet Scene, New York, 1920-22.

Joaquín Torres-García. Street Scene, New York, 1920-22.