El 1 de junio se inauguró Anxiety 2014, un festival de arte que se
desarrolla en distintas sedes de la ciudad de Londres – South London
Gallery, Freud Museum, Gasworks, Bethlem Hospital y BFI, entre otras – a lo
largo de todo el mes. El festival toma la ansiedad como una condición propia
del mundo contemporáneo y se propone pensarla a partir de numerosas
colaboraciones interdisciplinares organizadas en cuatro plataformas
distintas.
La primera de ellas, Communities, explora la ansiedad
a partir de una reflexión sobre los límites de las comunidades. El programa analiza los estigmas y estereotipos que llevan a la discriminación y el aislamiento, en especial de esas comunidades que han “perdido la cabeza” o la vista. Tratando de estirar el sentido de comunidad, Communities incluye colaboraciones con pacientes de hospitales, presos de la prisión de Brixton y profesionales dedicados a trabajar con enfermos mentales.
De manera similar, Film, también se detiene en los estereotipos que a lo largo de la historia del cine han representado la ansiedad. Aparece el loco, la mujer histérica, el adolescente violento, el emigrante melancólico… Cuerpos, formas y objetos que han ido moldeando nuestros miedos y que visibilizan el alto coste social y personal que supone soportar esas ansiedades. Cléo de 5 a 7, Fish Tank o Opening night son algunos de los títulos que encabezan la programación.
La sección de Visual Arts, comisariada por la española Bárbara Rodríguez Muñoz, explora los cuestionables límites entre el sano y el enfermo, el centro y el margen, o lo visible y lo invisible. Se trata de ofrecer una mirada a las ansiedades sociales asociadas a esas
fronteras que revele la complejidad de las clasificaciones del individuo y
de las experiencias colectivas. El programa incluye exposiciones,
performances, residencias y charlas en las que aparecerán distintas
propuestas motivadas a revelar procesos de posible resistencia para la
experiencia subjetiva. Visual Arts da protagonismo a un arte
comprometido con lo social, que involucra a distintas comunidades
promoviendo la interacción entre ellas. Formarán parte de la propuesta
artistas como Maria Novella del Signore, Paul Coldwell, Liz Atkin, Kathrin
Böhm o Christina Kral.
Por último, On Stage, explora la ansiedad
a partir de la música, la voz, la palabra hablada y la comedia. Durante todo
junio se llevarán a cabo distintas performances que repasarán la historia de
la música del siglo XX prestando especial atención a como el clima de
ansiedad social durante el periodo de guerras inspiró una revolución en ese
arte. Eventos educacionales profundizarán en esta relación entre música y
ansiedad, además de abordar asuntos contemporáneos como el envejecimiento o
la demencia.

Imagen: Jocelyn Pook, una de las artistas que participan en el programa On Stage.