El Centre d’Art Bombas Gens continúa su periplo con la exposición que inaugura el 1 de diciembre dedicada a Paul Graham, que podrá verse hasta el 27 de mayo de 2018 y que ha sido comisariada por Christopher McCall. La muestra recibe el título de La blancura de la ballena, haciendo referencia a uno de los capítulos de Moby-Dick de Melville, que sugiere la ceguera del ser humano y la idea de que la persecución obsesiva de algo puede llevar a la total destrucción. Esa ceguera, debida a una creencia determinada y que no permite ver lo que sucede en la propia sociedad, está en la base de la metáfora que Graham utiliza para esta exposición. En la muestra se han reunido tres series fotográficas de Graham: American Night, 1998-2002; A shimmer of possibility, 2004-2006; y The Present, 2009-2011. Los tres trabajos tienen en común un interés por la desigualdad racial y de clases, por examinar la naturaleza de la vista y de la percepción y del medio fotográfico. Los tres proyectos se recogen en esta muestra con los principales controles de la cámara: la apertura, que ajusta la luz; el obturador, que controla el tiempo; y el enfoque, que centra la atención. Por tanto, sus imágenes no sólo hablan de América, también del tiempo, de la luz y de la consciencia.

American Night es el primer trabajo que Graham hizo en EEUU, una crónica de sus primeros pasos en el país y sus diferencias socieconómicas. Graham combina imágenes sobreexpuestas, figuras desvanecidas, zonas suburbanas, imágenes oscuras de personas sin hogar en contraste con mansiones y coches de lujo. El artista muestra la invisibilidad de los desposeídos y la división de clases. En A shimmer of possibility recoge escenas de la vida cotidiana a través de un viaje por EEUU. Es un mosaico de imágenes que habla de la fotografías como un proceso de observación, movimiento y pensamiento. Por último, en The Present el artista hace gala del street photography y del instante decisivo, y lo muestra en imágenes de Nueva York: momentos fugaces fundamentales en la vida de la ciudad que se muestran en encuadres ligeros y secuencias de fotos.

(La blancura de la ballena, Paul Graham en Bombas Gens, Valencia. Desde el 1 de diciembre hasta el 27 de mayo de 2018)