La capital ucraniana inaugurará el próximo 24 de mayo la primera bienal de arte contemporáneo realizada en la historia del país. Un evento que por su novedad se ha querido ver como un signo de aperturismo hacia el exterior y como un gesto con el que afianzar y desarrollar la vida cultural del país. Con un tema dual, “lo mejor de los tiempos, lo peor de los tiempos”, muy acorde con la situación social y económica actual; Kiev reunirá hasta finales de julio los trabajos de más de cien obras de las cuales, unas cuarenta se han realizado para la ocasión o no se habían visto con anterioridad en este país. Así por ejemplo los proyectos de Yayoi Kusama, Phyllida Barlow, Jitish Kallat o Boris Mikhailov y los de otros muchos autores, ucranianos y extranjeros, que se podrán visitar en el Mystetskyi Arsenal, una antigua fortaleza militar en pleno centro que servirá como contrapunto histórico al proyecto.