VÍDEO

Keith Haring (1958-1990) intentó combinar la moda, la música y el arte en sus obras artísticas, intentando romper las barreras entre estos campos. La iconografía que usaba estaba configurada por dibujos sencillos de personas, animales, bebes, objetos cotidianos e incluso platillos volantes. En 1980 comenzó a dibujar grafitis en los carteles y anuncios del metro de Nueva York. Hechos con rotulador, se basaba en la imagen de los dibujos animados de la televisión. Posteriormente empezó una serie de viñetas historiadas, las dibujaba en tiza blanca. En diversas ocasiones fue arrestado por dañar la propiedad pública. En el año 82 se inauguró su primera exposición, fue en la galería Tony Shafrazi de Nueva York. Abrió su propia tienda en la que vendía productos relacionados con su obra, y llegó a pintar un trozo del muro de Berlín. Un año antes de morir creó la Fundación Keith Haring para luchar por una solución a los problemas sociales. Su trabajo es el reflejo de una generación, de la cultura callejera y el arte pop de los años 80.