La Galería Pilar Serra acoge hasta el 26 de enero la exposición Kanzel de la artista Paula Anta, de profunda sensibilidad que suele expresarla a través de fotografías de paisajes en los que interviene creando un vínculo entre lo natural y lo artificial, una alteración del paisaje partiendo de materiales como piedra, arena, agua, polvo o, incluso, elementos como plástico, pvc o aerosoles que originan un gran contraste con una naturaleza cada vez más desnaturalizada. “Necesito vincularme con el paisaje para crear aunque cada proyecto tenga una génesis distinta. En la naturaleza uno conecta con el origen, en ella podemos observar con calma. Es un lugar al que pertenecemos y es esencial. En el paisaje no hay distracciones. Ese lugar esencial me interesa, me atrae. Pero también me atrae su relación o su vínculo con su lado opuesto, con lo ficticio, con lo artificioso, con la creación artificial de la que es capaz el ser humano”, aclara Anta sobre su proceso creativo.

Kanzel es un término alemán que significa caseta de aguardo, construidas para la caza, que pueden compararse con una cámara oscura. Hace las veces de una ventana desde la que observar, esperar, mirar; y suelen estar situadas en función de los elementos de la naturaleza que la rodean, teniendo en cuenta el recorrido de los animales, sus escondites, sus lugares de comida, de sueño, el fluir del viento, de los ríos… De este modo, Anta realizó un recorrido de todas estas casetas ubicadas en el paisaje, observándolas desde fuera pero también accediendo a ellas, rodeada de una soledad que provocaba el inevitable encuentro con uno mismo. Sus imágenes producen reflexiones en torno a la vida, la muerte, la belleza, la violencia, sobre la relación del humano con los animales, y siempre desde una posición de total rechazo al maltrato que supone la caza y que no contribuye a la conversación del medio ambiente. Y con el firme deseo de que esas casetas no sean jamás utilizadas. Esta serie fotográfica que el público puede ver en la galería madrileña fue realizada por Anta en un coto de caza de la localidad de Walterschen, en la región de Westerwald, una zona rural de origen
volcánico.

(Paula Anta. Kanzel en Galería Pilar Serra, en , Madrid. Desde el 16 de diciembre hasta el 26 de enero de 2018)