Con la exposición de Juan Giralt (Madrid, 1940-2007) la Nueva Figuración se instala en el Reina Sofía tres décadas después de su apogeo en los 80. Giralt fue durante las décadas de los 70 y 80 una de las figuras esenciales de ese movimiento conocido como la Nueva Figuración Madrileña, que incluiría nombres como Carlos Alcolea, Rafael Pérez Minguéz, CXhema Cobo, Guillermo Pérez Villalta, Carlos Franco, Sigfrido Martin Begué, Carlos Forns Bada, Manolo Quejido, Carlos Duran o Luis Gordillo, algunos de ellos ya fallecidos y casi todos olvidados. Ellos fueron los rebeldes en un momento en el que la rebeldía se había instaurado en el lugar de la academia, se agruparon en torno a la histórica y por supuesto olvidada Galería Amadis para ir a contracorriente y la corriente en aquel momento era la transvanguardia italiana y el neofauvismo francés, que triunfaba ampliamente en Europa.

La exposición de Giralt es un repaso a sus cuarenta años de carrera y mostrará aproximadamente 100 obras de toda su trayectoria. Giralt después del momento de eclosión de la nueva figuración iría deslizándose hacia una abstracción suave, una especie de deformación de las formas, que iba transformando sus figuraciones en obras invadidas por el espíritu irónico de una abstracción en la que el collage y la presencia de textos y palabras pintadas cobrarían una importancia creciente. Pero el que hoy resulta un desconocido casi absoluto a los artistas y público actual fue en su momento un precursor. Después de formarse en España, viaja en 1958 a Londres, donde asiste a clases de pintura en la Central School of Art and Design, después viajará a París donde traba amistad con el artista argentino Alberto Greco, y en Amsterdam, donde conecta con el grupo CoBrA y expone en la prestigiosa galería Mokum. En 1964 se traslada a vivir a Brasil, país en el que reside los dos siguientes años y es invitado a exponer en la Bienal de Sao Paolo de 1965.Un año después participa en la Bienal de Venecia. En 1969 regresa a España con un estilo pictórico entonces vinculado al informalismo en boga a través de influencias reconocibles como la de Dubuffet o la del citado grupo CoBrA, recibe el influjo del Pop y se radicaliza en la exploración de nuevos lenguajes figurativos a través de de series de perfiles humanos estereotipados. En los primeros años 70 rompe definitivamente con el informalismo y participa en la creación de la Galería Vandrés, asesorando a su director, Fernando Vijande, en la captación de artistas. Durante esa década, y a lo largo de las tres exposiciones que realiza en Vandrés, se convierte en la figura más influyente, junto a Luis Gordillo, de la Nueva Figuración Madrileña. La muestra está comisariada por Carmen Giménez y Manuel Borja-Villel. Esta es sin duda una excelente oportunidad de recordar parte de nuestra historia artística más reciente.

(Juan Giralt, Museo Reina Sofia, Edificio Sabatini, Planta 4, Madrid. Del 2 de diciembre de 2015 al 29 de febrero de 2016)