Retrato de un encuentro es una muestra sobre los personajes, reales o imaginarios, que Juan Fernández reproduce en sus cuadros, dotándoles autonomía propia. Se trata de “seres que viven en la pintura –dice el autor– con sus propias proporciones, guapos o feos, pero individuales también como cada uno de nosotros”. La exposición se podrá visitar hasta el 25 de abril en la galería Guillermina Caicoya de Oviedo.