Proceso estacionario es la nueva exposición de José Pedro Croft, una propuesta con la que explora las posibilidades del arte actual oponiendo conceptos como lo vacío y lo lleno, el peso y la densidad, o el espacio y la masa. El equilibrio, la ironía, la tensión, la geometría y el uso de diferentes materiales son características esenciales en esta muestra compuesta por esculturas, dibujos y grabados. Se podrá visitar hasta el 5 de mayo en la galería Helga de Alvear en Madrid.