En la serie El gran año, Jorge Hernández emplea un lenguaje pictórico cargado de metáforas para crear nuevas fórmulas expresivas donde los pensamientos abandonan la razón y la lógica. En cada uno de sus cuadros el artista onubense combina elementos alegóricos y figurativos para subvertir los límites entre lo real y lo fantástico, con la intención de que sea el propio espectador el que resuelva con su imaginación las escenas enigmáticas a las que se enfrenta. La exposición se podrá ver en la Galería madrileña My Name is Lolita Art hasta abril.