Fallece en Valencia, a los 72 años, el artista Jorge Ballester (Valencia, 1941- Valencia 2014), fundador del Equipo Realidad junto a Joan Cardells en 1966. Desde la disolución del Equipo, en 1976, Ballester se había retirado del mundo del arte, pero no de la creación que ejercitó hasta el final. Hijo de escultor (Tónico Ballester ) y sobrino de Josep Renau, siempre se caracterizó por su defensa de la figura social del artista y su rechazo del mercado, y de conceptos como fama y éxito que, según él, mataba al artista y a la obra. Persona comprometida y con una clara vinculación con la izquierda política, siempre defendio el papel de activista social del artista y la fuerza de la obra de arte para concienciar y activar a la sociedad. Esta actitud marcó siempre su pintura, de un marcado carácter político y social, inmersa en la figuración y fuertemente vinculada al pop. De hecho el Equipo Realidad fue uno de los ejemplos mas definidos del pop español, una deriva muy diferente al pop americano y con estrechas relaciones con el pop europeo. Con Ballester no sólo desaparece un gran artista sino uno de los personajes de la cultura más coherente con sus ideas y fiel a sus principios. Deja detrás una obra muy valorada tanto por los expertos como por, curiosamente, el mercado.

Fallece en Valencia, a los 72 años, el artista Jorge Ballester (Valencia, 1941- Valencia 2014), fundador del Equipo Realidad junto a Joan Cardells en 1966. Desde la disolución del Equipo, en 1976, Ballester se había retirado del mundo del arte, pero no de la creación que ejercitó hasta el final. Hijo de escultor (Tónico Ballester) y sobrino de Josep Renau, siempre se caracterizo por su defensa de la figura social del artista y su rechazo del mercado, y de conceptos como fama y éxito que, según el, mataba al artista y a la obra. Persona comprometida y con una clara vinculacion con la izquierda politica, siempre defendio el papel de activista social del artista y la fuerza de la obra de arte para concienciar y activar a la sociedad. Esta actitud marcó siempre su pintura, de un marcado carácter político y social, inmersa en la figuración y fuertemente vinculada al pop. De hecho el Equipo Realidad fue uno de mis ejemplos mas definidos del pop español, una deriva muy diferente al pop americano y con estrechas relaciones con el pop europeo. Con Ballester no sólo desaparece un gran artista sino uno de los personajes de la cultura mas coherente con sus ideas y fiel a sus principios. Deja detrás una obra muy valorada tanto por los expertos como por, curiosamente, el mercado.