El Palau Robert de Barcelona acoge una muestra de la fotógrafa Joana Biarnés que consiste en una selección de 90 fotografías que corresponden al periodo en que Biarnés trabajó en el diario Pueblo, entre 1963 y 1973. La muestra está comisariada por el fotógrafo Chema Conesa y cuenta con la producción de la promotora cultural La Fábrica y la Fundación Photographic Social Vision.

Joana Biarnés (Terrassa, 1935) es la primera fotorreportera del periodismo español que, en una época de pensamiento único, tuvo la valentía de ir “a contracorriente”. En este sentido “a contracorriente” no es un título de exposición que deba pasar desapercibido, sino que es el espíritu que define la manera de vivir de Joana Biarnés, una apasionada por una profesión que, en su época, sólo ejercían los hombres. En este sentido, tuvo que luchar contra todo tipo de adversidades como, por ejemplo, increpaciones en los partidos de fútbol por ser mujer y llevar falda.

La visión fotográfica perspicaz y espontánea de Joana Biarnés se refleja en la confianza y el respeto que conseguía por parte de todos aquellos a los que retrataba, hecho que le permitió retratar importantes personajes de la época como Lola Flores, Marisol, Orson Welles, Raphael, Clint Eastwood, Roman Polanski, Salvador Dalí o Buñuel. Fue en 1985 cuando la fotoperiodista decidió abandonar la profesión decepcionada por la nueva dirección que iba tomando el periodismo con la llegada de los paparazzi. Decidió, entonces, trasladarse a Ibiza y dedicarse a la gastronomía, otra de sus pasiones.

(Joana Biarnés, a contracorriente en el Palau Robert, Barcelona. Hasta el 2 de abril)