Una muestra colectiva, en la que participan unos 68 artistas, conforma el acercamiento más personal a la obra del fotógrafo Jeff Wall. Una exposición El camino sinuoso en la que el artista, junto al comisario Joël Benzakin, ha desgranado sus preocupaciones conceptuales y estéticas a través de 25 de sus obras más conocidas y del trabajo de otros artistas mediante los cuales el artista cree que se pueden vislumbrar sus influencias, sus problemas, sus gustos e, incluso, su propia biografía. Es así como la muestra reúne piezas de, entre otros, Eugène Atget, Walker Evans, Luis Buñuel, Bruce Nauman, Dan Flavin, Marcel Duchamp, Robert Smithson, Dan Graham, François Truffaut o Luc Tuymans además de otros muchos maestros a los que Wall cita en su quehacer visual como Manet, Pollock o incluso Velázquez. Una exposición que repasa de esta peculiar forma las distintas etapas creativas por las que ha pasado el artista, desde sus inicios en los 70 hasta la actualidad; y que nos habla de aspectos característicos de su trabajo como por ejemplo la experimentación (fue pionero en montar sus fotografías sobre cajas de luz o en componer las escenas a retratar como si fueran escenografías cinematográfics), la preocupación por temáticas sociales o la búsqueda de la continuidad y la interacción de la fotografía con la historia del arte más clásica y tradicional. Un recorrido apasionante por los vericuetos de la vida y la obra de uno de los fotógrafos más influyentes del siglo XX.