“Cuando todo lo demás me falla, me pongo a filosofar”, aseguraba en su día J. M. Coetzee. Pero si hay algo que jamás le ha fallado ha sido la literatura, una lealtad que le llevó a conseguir en 2003 el Premio Nobel. Una escritura que le ha servido para posicionarse como una de las voces más destacadas de la literatura contemporánea y que el 30 de junio estará en el Museo Reina Sofía a partir de las 19 horas. Poco acostumbrado a las apariciones públicas, el escritor sudafricano impartirá la conferencia en el Auditorio 400, con entradas agotadas, pero se podrá seguir a través de la retransmisión en directo desde el Auditorio 200. Tras el discurso, se llevará a cabo un debate con posterior turno de preguntas entre los asistentes y Coetzee, que será moderado por el filólogo José Carlos Miralles.

La obra literaria del escritor posee una fuerte profundidad filosófica que combina con su visión analítica sobre temas éticos universales como el sufrimiento y la explotación del animal. La concepción de éste como un ser frágil y desposeído será el tema que apremie durante su intervención en el museo madrileño. Coetzee hace gala de una línea muy delgada, casi invisible, que separa la ficción de lo que escribe con lo autobiográfico. El propio autor define esta práctica como una “alter-biografía”, que provoca la fusión entre la lírica, el diario o el ensayo, que rompe con el canon dominante de la ficción literaria.

(Conferencia de J. M. Coetzee, Museo Reina Sofía, Madrid. 30 de junio de 2016)