Hasta el 14 de septiembre se podrán ver las más de 3.000 fotografías con las que Iván Pérez (Tineo, 1973) empapela las paredes –desde el suelo hasta el techo– y que llevan al espectador a moverse de un a imagen a otra, creando su propio recorrido visual de lo expuesto. Interior europeo son interiores domésticos abandonados y vacíos que otorgan un colorido gastado y apagado a las imágenes de estos paisajes cotidianos desde la llegada de la crisis.
Imagen: Imagen del montaje de la muestra Interior europeo