Sucesos como el caso de Ai Weiwei o la retirada de ciertas piezas de exposiciones son noticias medianamente habituales en China. Sin embargo en esta ocasión no ha sido el partido comunista el que ha exigido la censura de una de las piezas de la exposición Indian Highway, sino que la orden venía de las autoridades del gobierno indio. La pieza en cuestión es un vídeo de 2003 de la artista Tejal Shah. El trabajo I Love My India muestra varias conversaciones entre jóvenes que hablan de la tragedia de Gujarat en la que la que varios enfrentamientos entre la población musulmana india e india acabaron con las vidas de más de mil personas. Un hecho dramático acontecido en 2002 que, una década después, un gobierno indio abochornado no quiere airear.

Lo curioso es que esta muestra organizada por la Serpentine Gallery de Londres, y comisariada por los afamados Hans Ulrich Obrist y Julia Peyton-Jones, había viajado sin problemas por diversas sedes y parece ser que ha sido una reseña en prensa en la que se destacaba el trabajo de Shah la que ha hecho que el gobierno indio haya intervenido pidiendo su censura.

Imagen: Tejal Shah. Fotograma de I Love My India, 2003.