“Busco comunicar inquietud, desasosiego, turbación, efervescencia, incomodidad, desconcierto, ironía, agudeza, desajuste, confusión e incertidumbre.” así define el artista Antoni Socías (Mallorca, 1955) su obra, tan extensa como variada en cuanto a temas. Lo que no cambia es la combinación constante del video, la fotografía, la pintura y la perfomance en todas ellas. El CGAC expone Teoría y práctica del desierto, dedicada a África y a las contradicciones, paradojas y absurdos. Un tema que ya había tratado tiempo atrás junto a su amigo, el fallecido fotógrafo madrileño Luis Pérez Mínguez en Nada Nuevo, CAAM y más tarde, otro proyecto junto al artista de Gambia Caramo Fanta.

“Una cosa sí tengo clara: hago exactamente lo que debo hacer en cada instante” explica este artista. La muestra está dividida en 4 secciones: Pertubación, Ocultación, Desdoblamiento y Autorretrato y en cada una de ellas se percibe la crítica social, la importancia de las pequeñas cosas y sobre todo, la intención de vivir una realidad más “real”, natural, desde otra perspectiva.

(Antoni Socías. Teoría y práctica del desierto. CGAC. Desde el 31 de marzo hasta el 12 de junio de 2016)