El arquitecto brasileño de 103 años Oscar Niemeyer verá hoy cumplido uno de sus proyectos más ambiciosos: la inauguración de un centro cultural en Avilés que no sólo se emplaza en uno de sus edificios (el único del arquitecto en España) sino que además, lleva su nombre. La creación de El Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer se plantea en 2006 como espacio dedicado a la educación y la cultura y se inicia para ello, en 2008, la construcción de cinco espacios diferenciados: un auditorio, una zona expositiva, un edificio polivalente con sala de cine, conferencias y otros espacios y zonas de recreo como la torre mirador sobre la ría y una plaza que actúa como nexo entre el centro y la ciudad. La idea con la que surge este centro es la del aprovechamiento y disfrute del espectador y, de ahí, que existan diversas posibilidades de uso ya que el interés reside en crear programaciones variadas, pensadas para todos los públicos en las tengan cabida la organización de conciertos, proyecciones de películas, estrenos de obras de teatro o de muestras de arte entre otras. Además el Centro Niemeyer se quiere convertir en un motor de renovación de la ciudad de Avilés y que con esta inversión cultural suceda un fenómeno similar al del Guggenheim en Bilbao. Hoy, tres años después de que se pusiera la primera piedra y cinco de que se planteara el proyecto, se inaugura finalmente este centro con un concierto de jazz de la mano del director de cine Woody Allen.