En el año 2000, los arquitectos Herzog & de Meuron diseñaron la conversión de una central eléctrica de Bankside en Londres en lo que hoy conocemos como la Tate Modern, el museo de arte contemporáneo en el que se exponen obras de Duchamp o Pollock entre muchos otros, siendo referente a nivel mundial en el arte conteporáneo. Ahora, el mismo equipo de arquitectos ha llevado a cabo la construcción de la ampliación del museo, la Tate2, que abrirá sus puertas el dia 17 de junio. Comprendido como un nuevo edificio cultural, dotará al museo, no solo de un espacio nuevo, sino que lo hará más internacional, diverso y atractívo. Durante los últimos años, la colección de la Tate Modern se ha transformado mediante un programa de adquisición, dando como resultado una diversidad en las obras, más fotografías o cine entre otros. Tate Modern Switch House, así han bautizado al nuevo edificio, ha contado con un presupuesto de 350 millones de euros, y albergará más obras de más de 250 artistas internacionales. El edificio cuenta con diez plantas, con una estructura piramidal que se retuerce, respetando los materiales de la contrucción de la Tate Modern para que, juntas, conformen un solo bloque.
(Inauguración Tate2, 17 de junio de 2016)