Mientras los ejércitos de las potencias europeas libraban contienda tras contienda en la I Guerra Mundial, en España –neutral– se germinaba un toque de humor y se caricaturizaban e ilustraban las batallas bajo el puño de Pedro Antonio Villahermosa y Borao, principal ilustrador de carácter político en España, conocido como Sileno. Ahora, el Museo ABC reúne gran parte de las crónicas que realizó para la prensa y se muestran por primera vez, bajo el nombre Sileno, tambores en la batalla. Crónica ilustrada de la I Guerra Mundial, hasta el 16 de octubre. De este modo, el espectador puede adquirir nociones de lo que ocurrió en la Gran Guerra desde una perspectiva distinta, a través de los ojos de Sileno, que todas las semanas retrataba con tinta los acontecimientos y que publicaba en forma de viñetas. En la exposición se puede recordar momentos como la batalla de Verdún, el desembarco de Galípoli, la entrada de Estados Unidos o la revolución bolchevique, entre otros. Sileno hizo alarde de una gran maestría y control político en forma de chistes para contar, a su modo, lo que estaba sucediendo en cada momento. La muestra está integrada por 100 piezas de su serie bélica, que se exhiben junto a la frase con la que cada una fue publicada originalmente y una concisa referencia histórica para contextualizar al espectador. Además de esta selección, también se puede ver unas 20 obras maestras del ilustrador que resumen el trabajo que realizó desde 1893 hasta su fallecimiento.