En una disciplina como la fotografía, cuyo protagonismo no hace más que crecer en el arte, siempre es de agradecer un encuentro novedoso, que no sólo permita reflexionar sobre las imágenes sino también sobre su propia historia. Esto es lo que ha propuesto la Fundación Mapfre, convertida en lugar de reunión y diálogo, con el ciclo de conferencias dedicadas a revisar los cambios en los modelos de interpretación de las fotografías y la construcción del relato que ha conformado el estado actual de la historia contemporánea de la disciplina. Tras un primer encuentro centrado en el siglo XIX y en la aparición de la fotografía, ahora es el turno del siglo XX. De nuevo, su organizador, Carlos Gollonet (conservador jefe de fotografía de la Fundación), vuelve a reunir para la cita a fotógrafos, historiadores y comisarios de todo el mundo, que conversarán sobre la evolución técnica del medio, los nuevos usos y estilos que caracterizan a la fotografía, y las relaciones entre imagen y experiencia.
El ciclo se inaugura el 18 de marzo con una conferencia de Chema González (investigador, comisario y jefe de actividades culturales del MNCARS) sobre Walker Evans, una de las grandes figuras de la fotografía y la confección de imágenes para una realidad social determinada a partir de su estilo –denominado documental. Precisamente la cuestión del poder de las imágenes fotográficas a la hora de reconfigurar nuestra percepción del mundo es una de las cuestiones protagonista en estos encuentros. A partir de charlas que se detienen en la mirada transformadora de grandes fotógrafos sobre objetos o situaciones cotidianas, sobre la propia vida. La obra de Harry Callahan, empapada de experiencia personal, que Emmet Gowin (fotógrafo) analizará en su intervención, es un buen ejemplo de esa vocación narrativa de la fotografía. Por su parte, David Campany (historiador de la fotografía y comisario independiente) se fijará en Robert Frank para hablar sobre la cámara y el viaje automovilístico; Clément Chéroux (conservador del departamento de fotografía del Centre Pompidou) lo hará en Henri Cartier-Bresson y el “instante preciso”; los sujetos retratados aparecen de la mano de Gilles Mora (historiador de la fotografía) y su conferencia sobre Diane Arbus; mientras que Leo Rubinfein (fotógrafo, historiador de la fotografía y comisario independiente) ha elegido al fotógrafo Garry Winogrand quien con su obra también ha fijado por siempre aquello que le rodeaba.
Imagen: Harry Callahan. Eleanor and Barbara, 1954.