La fotografía se ha revelado como el instrumento de propaganda más efectivo para determinados sistemas, así como para algunos grandes acontecimientos históricos, como ha ocurrido con la revolución cubana. En torno a la importancia de la fotografía para hacer propaganda de la revolución se presenta ahora Iconocracia. Fotografía cubana contemporánea, una muestra colectiva comisariada por Iván de la Nuez en Artium. Se define esta iconocracia como un modelo de gobierno que, entre sus muchos poderes, sostuvo el enaltecimiento de su imaginario a través de la imagen fotográfica, mucho más que con grandes obras escultóricas o arquitectónicas. La exposición se plantea como un ensayo visual desplegado a través de 5 capítulos: La jaula de agua / Del Nosotros al Yo / No hay tal lugar / Iconofagia / Apoteosis; además de un prólogo y un epílogo. Conceptos como cuerpo, ciudad, naturaleza, revolución, democracia, patria, exilio, identidad, individualidad, género, etnia y globalización se condensan en las fotografías que forman parte de esta exposición. Entre los artistas, Juan Carlos Alom, Juan Pablo Ballester, Carlos Garaicoa, Ana Mendieta, o Manuel Piña; entre otros. La exposición está coproducida por el Centro Atlántico de Arte Moderno de Las Palmas de Gran Canaria y Artium. (Iconocracia. Fotografía cubana contemporánea, Sala Norte. Artium, Vitoria-Gasteiz. Desde el 26 de junio hasta el 4 de octubre de 2015).


Imagen: Arturo Cuenca. El revolucionario.