El año 2012 significó, entre otras muchas cosas, el décimo aniversario del fallecimiento del fotógrafo mexicano Manuel Álvarez Bravo (1902-2012). Para rendir tributo a este pionero el Museo del Palacio de Bellas Artes de México ha organizado una exposición en la que se han reunido más de trescientas obras del artista y de sus coetáneos, así como documentos, libros de su bilioteca, obras de arte popular, grabados y mucho más. Una selección de piezas que, además de dar a conocer el trabajo del fotógrafo, lo contextualizan destacando hechos importantes de su biografía, de los momentos históricos que vivió y retrató, de su círculo y de las aficiones que le definían. Una oportunidad de conocer en profundidad a uno de los grandes autores de la fotografía. Hasta el 3 de marzo.

Imagen: Doris Álvarez Heyden. Manuel Álvarez Bravo en su estudio, ca. 1942.