La galerista Juana Mordó fue una promotora pionera del arte de vanguardia y contemporáneo en España, abriendo en Madrid uno de los primeros espacios dedicados a esta tarea y apostando fuerte por jóvenes artistas, desde la década de los 50 a la de los 80, que con el tiempo se han convertido en su mayoría en figuras destacadas de la historia del arte español. Su legado, su colección, pasó a la que fue su estrecha colaboradora en sus últimos años, Helga de Alvear, también incansable galerista y coleccionista que ha donado a la Academia de Bellas Artes de San Fernando, en memoria de su mentora, 57 piezas que en su momento formaron parte de la colección Mordó. Dibujos, pinturas, esculturas de artistas como Dalí, Gregorio Prieto, Rafael Canogar, Darío Villalba, Pablo Serrano, Fernando Zobel, Josep Guinovart, Gustavo Torner, Lucio Muñoz y así hasta llegar a los 22 creadores que componen esta muestra y que puede visitarse hasta el 8 de enero en la Real Academia de Bellas Artes.