Ya han pasado cuatro años desde que uno de los artistas más famosos, Ai Weiwei, colaborara con dos de los arquitectos más célebres, Herzog & De Meuron. Un trabajo colaborativo que dió como fruto el no menos famoso nido de pájaro, la estructura arquitectónica que hizo de estadio olímpico en los últimos juegos olímpicos de Beijing. Ahora con otros juegos de por medio, los tres artistas volverán a trabajar juntos aunque, esta vez, lo harán en Londres donde se les ha encargado que realicen el pabellón de la Serpentine Gallery, una de las citas culturales imprescindibles del verano londinense que consiste en hacer un pabellón para este famoso centro de arte. Un proyecto del que sus autores todavía no han desvelado nada, salvo que contará con una estructura realizada con columnas y un tejado que recogerá el agua de la lluvia convirtiendo el lugar en un emplazamiento relajante e idónio para tomarse un respiro. Su inauguración será en junio.