Los arquitectos suizos son los encargados de llevar a cabo el proyecto de mayor embergadura hasta el momento en lo relativo al arte contemporáneo en Asia. En concreto construirán un Museo de Arte Contemporáneo en Calcuta, una ciudad que a pesar de su bagaje cultural no cuenta con ninguna institución dedicada al arte contemporáneo. El museo tendrá unos 23.000 metros cuadrados y su realización costará aproximadamente 80 millones de euros que se quieren conseguir mediante donaciones privadas, un proyecto monumental que se lleva valorando desde el año 2003 y que finalmente ha sido asignado a los suizos. Se prevee que el museo albergue una colección de arte occidental pero sobre todo oriental y que tenga estudios y zonas para alojar talleres y residencias de artistas, así como un auditorio, una biblioteca, etc. Un nuevo Chandigarh que precisamente es la construcción en la que han declarado que se han inspirado los arquitectos.