El 27 de enero se cumplirá un año desde que se anunciara la posibilidad de construir una nueva sede de la fundación Guggenheim en la capital finlandesa. Ahora tras la realización de un estudio de viabilidad se ha concluido que la realización de un Guggenheim en Helsinki sería una muy buena opción, no sólo para la fundación sino para la ciudad que podría convertirse en un nuevo punto a tener en cuenta para el turismo cultural. La fundación, no obstante, ha hecho varias recomendaciones que se deberán tener en cuenta. Entre otras el que la realización del edificio se otorgue mediante la celebración de un concurso internacional, que éste se lleve a cabo en el puerto Sur de la ciudad, que el tamaño no exceda los 12.000 metros cuadrados (de los cuales 4.000 serían de exhibicíón) y que en vez de albergar una colección el centro se destine a la promoción y realización de exposiciones sobre arquitectura y diseño de modo que complete las carencias de los otros Guggenheim. Una vez la fundación ha accedido a la propuesta queda esperar a ver qué dicen las autoridades finlandesas pero el alcalde de Helsinki, Jussi Pajunen, ve muchas probabilidades de que el proyecto salga adelante. En cuanto a los costes que se han manejado rondan los 180 millones de dólares. La respuesta definitiva, en unas semanas.