El viaje de Brancusi a París, sus imágenes y su particular idea de la modernidad han servido a Hannah Collins como hilo conductor para componer su nuevo proyecto fotográfico: Begin Anywhere (John Cage). La artista se sumerge en el estudio del mítico escultor rumano para reconstruir su universo conceptual. Pero además en la muestra también presenta time-lapse, una película rodada en una fábrica textil de Francia donde sus residentes reviven sus sueños. La exposición se podrá ver en la galería Joan Prats hasta el mes de mayo.