“Uno se hace artista para insultar a su familia” decía Günter Brus. El artista austriaco si por algo se le recuerda es por el radicalismo de sus performances. Brus junto a otros artistas como Otto Muehl, Hermann Nitsch y Rudolf Schwarzkogler desarrollaron el llamado Accionismo Vienés, un grupo que encontró en el body art extremo su medio artístico. Tanto es así, que Brus fue condenado a 6 meses de cárcel por Arte y Revolución. Beber su orina, automulitación, uso de sus heces o su propia sangre. Bien es cierto que Günter Brus no sólo ha trascendido por lo llamativo o controvertido de su obra. También se dedicó a la fotografía, especialmente en las calles de Berlin, la grabación de documentales y películas. La Berliner Festspiele le dedica una muestra con el título Störungszonen.

(Günter Brus. Störungszonen. Berliner Festspiele, Berlín, Alemania. Desde el 12 de marzo hasta el 6 de junio de 2016)

La vida de Lee Miller podría dar para varias novelas. Nacida en Nueva York en 1907, desde pequeña posó para su padre Theodor como modelo. Su belleza le hizo convertirse en lo que hoy podríamos catalogar de top model y ser portada de la revista Vogue entre otras. Tras mudarse a París, inicia una relación con Man Ray, con el que se mueve por círculos artísticos junto a Pablo Picasso, al que también retrata, Jean Cocteau o Paul Eluard. De regreso a Nueva York, conoce al que será su marido Aziz Eloui Bey, con quien se traslada a Egipto y se inicia en la fotografía surrealista, pero fue a partir de 1939, con la Segunda Guerra Mundial cuando Miller recorre Europa con su cámara dejando constancia del horror de la guerra y de los campos de concentración de Dachau y Buchenwald.

(Lee Miller. Fotografien. Berliner Festspiele, Berlín, Alemania. Desde el 19 de marzo hasta el 12 de junio de 2016)