Desde el pasado 5 de agosto y hasta el 6 de noviembre, el Museo Amparo (Puebla, México) acoge una exposición que narra la trayectoria del Grupo Mira, activo de 1965 a 1982. El grupo, conformado por participantes del movimiento estudiantil de 1968 en México, por la escena latina de San Francisco y por los fundadores de la Escuela Popular de Arte en Puebla pretendía refundar un arte político lejos de los estereotipos del arte comprometido y entablando un diálogo con las luchas y el pensamiento de su tiempo.

La muestra reúne la obra de más de 70 artistas y tambén más de quinientos documentos provenientes de fondos de distintos artistas, museos y universidades. Comisariada por Annabela Tournon, la muestra es una contrahistoria de la década de los setenta en México que se explica a través de tres ejes temáticos y cronológicos: los artistas que como estudiantes confluyeron en la escuela nacional de San Carlos; Puebla y lo acontecido alrededor de la autonomía universitaria, así como la participación de Óscar Oliva en el departamento de Difusión universitaria y, el tercer y último eje, que se refiere a las acciones que el Grupo Mira llevó a cabo entre 1972 y 1982.

La producción artística que llevó a cabo el Grupo Mira iba dirigida a un amplio abanico de público: tanto al trabajador de a pie como al público especializado. En este sentido, se halla en las obras referencias a formas históricas del arte público como el muralismo y la gráfica política pero también correspondencias a la neovanguardia, el conceptualismo y la crítica institucional.

(Grupo Mira: una contrahistoria de los setenta en México, hasta el 6 de noviembre en el Museo Amparo de Puebla, México).