Un manual de arte del siglo XX, informalismo, pop-art, pintura-fotografía o la figuración de los años 80, esta sería una forma de resumir la vida artística de Luis Gordillo, un repaso a toda su obra que ahora el KM Kulturunea expone en una retrospectiva que rinde homenaje al artista andaluz y que anteriormente pudo verse en el CAAC de Sevilla, institución que coproduce la muestra. Más de 150 obras serán expuestas, que conforman un repaso a la evolución del artista y su obra, desde la figuración hasta la abstracción. Gordillo se ha involucrado en este proyecto de forma activa, eligiendo el mismo parte de las obras expuestas y elaborando dos collages con los planos del museo. En el año 1997 el MACBA expuso la obra del sevillano y, posteriormente en el año 2000, lo hizo el Museo Reina Sofía, ahora es momento de esta retrospectiva, que comenzó en su tierra natal.

Ganador de galardones como el Premio Nacional de Artes Plásticas (1981), la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes (1996) o el Premio Velázquez de Artes Plásticas (2007), entre otros, Luis Gordillo es un referente del arte abstracto español, su obra se expone en los grandes museos de arte contemporáneo de Europa y Norteamérica. En sus inicios, siguió los pasos de artistas como Tápies, participando en el informalismo, hasta llegar a la abstracción, trabajando en la repetición y la serie como herramienta compositiva. Durante los años sesenta, Gordillo se centró en el pop-art, siendo considerado uno de los mejores exponentes de este movimiento en España. Ahora el público puede conocer en profundidad todos estos periodos artísticos y la evolución del sevillano gracias a esta muestra.

(Luis Gordillo. Confesión General en KM Kulturunea, Guipúzcoa. Desde el 23 de marzo al 10 de junio de 2017)