La botella de Anís del Mono de Juan Gris puede verse desde ayer con un nivel de detalle a simple vista inapreciable para el ojo humano, mediante una imagen que contiene 14.000 millones de píxeles y que ha sido fotografiada de la original con una tecnología fotográfica de gigapíxeles. Art Project es una iniciativa de Google por la cual distintos museos del mundo han dejado que se fotografíen las obras más importantes de sus fondos para ser expuestos virtualmente en las galerías diseñadas por el famoso buscador. Además de poderse acceder a las obras de cada museo (de momento, un número limitado de ellas), también se puede “pasear” por algunas de sus salas mediante la aplicación Street View con la que el internauta puede hacer movimientos de 360º por la pantalla de su ordenador y, por tanto, por los interiores de cualquier museo del mundo que se sume a esta iniciativa. Hasta el momento son 17 los participantes: Altes Nationalgalerie (Berlín), Gemäldegalerie, (Berlín), Colección Frick (Nueva York), The Museum of Modern Art, MoMA (Nueva York), The Metropolitan Museum of Art, (Nueva York), Galería Freer del Smithsonian (Washington), Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (Madrid), Museo Thyssen-Bornemisza(Madrid), Palacio de Versalles (Francia), Galería de los Uffizi (Florencia), Galería Tretyakov (Moscú), Museo Hermitage (San Petersburgo), Museo Kampa (Praga), Museo Van Gogh (Ámsterdam), Rijksmuseum (Ámsterdam), National Gallery (Londres) y Tate Britain (Londres).

Esta iniciativa tiene, según Google, la intención de acercar las grandes obras de arte a cualquier usuario que tenga un ordenador y posee un afán de democratizar el conocimiento sólo posible gracias a la tecnología y, sobre todo, a Internet. Habrá que esperar para saber cómo termina esta iniciativa: si efectivamente se convierte en una nueva herramienta para la difusión de la cultura y el arte o si, por el contrario, el aura benjaminiana de la obra de arte termina por ser el brillo de la pantalla del ordenador.