El nombre es el de un fósil vivo, datado hace 270 millones de años, Gingko o árbol de los cuarenta escudos, es un árbol único en el mundo, sin parientes vivos. Pero es también y sobre todo para los aficionados al arte, el proyecto de una de las galerías especializadas en formatos seriados, dibujo, obra gráfica y ediciones. La exposición Para chicos y chicas. Galería&Ediciones Ginkgo (1989-1998) nos trae a la memoria aquella pequeña galería que, hoy nos queda claro, fue la precursora de mucho de lo que hoy se está haciendo, tanto por línea, como por formas, hasta por la ubicación física de la galería. Creada por Arturo Rodríguez y Mitsuo Miura (que hoy vuelven a ser el comisario de la muestra y el diseñador del catálogo y exposición). El Centro de Arte de Alcobendas les dedica la exposición de inicio de año, reuniendo la mayor parte de las piezas que Ginkgo editó, incluso antes de empezar a funcionar como galería a partir de 1992. En Ginkgo editaron y expusieron artistas esenciales de las décadas de los 70 a los 90. En la exposición se muestran ediciones, múltiples, y todo tipo de técnicas y etilos, desde lo más artesanal hasta la impresión digital, demostrando la variedad de lenguajes y orientaciones que en aquellos momentos podían convivir. (Artistas expuestos: Alfonso Albacete, Alfredo Alcain, Dis Berlín, Elena Blasco, Jordi Colomer, Nacho Criado, Pep Durán, Carlos Franco, Juan Hidalgo, Köniec, Eva Lootz, Alicia Martín, Mateo Maté, Mitsuo Miura, Carlos Pazos, Juan Pérez Agirregoikoa, Manolo Quejido, Adolfo Schlosser, Óscar Seco y Santiago Serrano). Hasta el 20 de febrero.
Imagen: Mateo Maté.